Tipos de Alojamiento

Una decisión muy importante que debes tomar a la hora de afrontar una estancia en el extranjero para estudiar inglés es dónde vas a vivir. En INGLÉS AVENTURA te ofrecemos diferentes maneras de alojarte, recomendables dependiendo de tu presupuesto y de la longitud de tu estancia.

 

Casa de acogida
Quédate con una familia. Vivir con un anfitrión y su familia le ofrece aún más contacto con personas de habla inglesa y una visión real de la ciudad. Nuestros anfitriones tratan a cada estudiante como un nuevo miembro de la familia, comen juntos y comparten las zonas comunes.Estancia en familia de acogida

Es la opción que a la larga va a ser más barata y con la que seguro vas a aprender inglés más fácilmente. Esto tiene una serie de ventajas:

  • Lo primero es que vas a estar expuesto/a a la lengua inglesa constantemente, y vas a tener la oportunidad de practicar con gente con la que poco a poco vas a tener más confianza.
  • Otra gran ventaja es que aparte de la lengua, viviendo con una familia nativa vas a aprender todo lo que la rodea, es decir, la cultura, la gastronomía, las costumbres, la forma de ser de la gente
  • Contarás con un entorno tranquilo donde podrás relajarte del ajetreo diario.
  • El precio incluye ya todas las facturas de luz, calefacción, etc… por lo que el pago es mucho más sencillo.

 

Eso sí, hay que tener en cuenta lo siguiente:

 

  • La mayoría de casas con las que contamos tienen acceso fácil a medios de transporte que funcionan con mucha regularidad, como los trenes, pero hay otras que pueden depender de un autobús y por tanto no ser tan regulares.
  • Muchas “familias de acogida” no son familias al uso, sino que pueden ser padres solteros, padres separados que tienen a sus hijos en casa, o matrimonios cuyos hijos ya no viven en casa.
  • Hay que tener en cuenta que quedarse con una familia no es vivir en un hotel. Es una vivienda particular con la rutina habitual de una familia normal. Si tus niveles de exigencia van a ser muy elevados, es mejor una residencia o alquilar un apartamento por tu cuenta, igual que si tienes pensado llegar tarde muchos días o traer amigos a casa muy a menudo.

 

En cuanto a este tipo de alojamiento, tenemos dos clases diferentes:

 

  • Standard: incluye una habitación individual, baño compartido con la familia, los desayunos y cenas durante la semana, y las comidas durante los fines de semana.
  • Personalizada: posibilidad de tener baño propio, más comidas incluidas, requisitos especiales de dieta… es una opción más cara y debes consultarnos por su disponibilidad.

Normalmente nos tienes que avisar con 2 semanas de antelación si quieres asegurarte la posibilidad de acceder a este tipo de alojamiento. Con menor antelación puede ser posible, pero no es seguro.
Residencia
Lugares totalmente equipados donde podrás hacer vida en común y conocer nuevos amigos de diferentes nacionalidades y disfrutar al máximo de esta aventura a la vez que aprendes inglés.Estancia en residencia

Hay que tener en cuenta que en este tipo de alojamiento normalmente vivimos con otros estudiantes de inglés, que no tienen este idioma como primera lengua.

Evidentemente ofrecemos diferentes tipos de residencias (según destino) y un abanico diferenciado de precios y servicios.

 

 

 

Hotel
Si prefieres la comodidad de un hotel, se puede recomendar una variedad de habitaciones de hotel en el área local para adaptarse a diferentes presupuestos.

Esta opción difiere muy poco de lo que conocemos en casa, es decir, en un hotel vas a tener habitación individual, tu propio horario, baño privado, pero es con diferencia la opción más cara, la interacción con angloparlantes es mínima, y no tienes acceso a cocina, por lo que vas a tener que realizar todas las comidas fuera. Ten en cuenta, además, que el estándar de hoteles en Europa es diferente del nuestro, y los entendidos del tema recomiendan “restar” una estrella a los hoteles que veamos fuera de nuestro país (es decir, que un hotel de 3 estrellas en Inglaterra o Irlanda equivaldría a uno de 2 estrellas en España).

 

En cuanto a los hostels o albergues, el rango de habitaciones es más amplio, y puedes tener acceso a una habitación individual o compartida. Lo que sí suele ser compartido es el cuarto de baño, y por el contrario, no es normal que haya acceso a una cocina. Eso sí, la interacción con angloparlantes es más frecuente en este tipo de establecimientos.

 

 

Alquilar tu propio apartamento o habitación

Esta es una buena idea, ya que te ayudará a interactuar con angloparlantes y generalmente es más barata que otras formas de alojamiento. Sin embargo hay que tener en cuenta varias cosas:

  • En las grandes ciudades siempre hay disponibilidad de apartamentos, casas o habitaciones de alquiler
  • Depósitos: en el Reino Unido y otros países, los caseros habitualmente piden un depósito antes de mudarte al piso. Lo devuelven cuando te marchas si no hay daños en la casa.
  • Contratos: no firmes ningún contrato si no estás completamente seguro de que lo has entendido.
  • Facturas: normalmente tendrás que pagar las facturas de electricidad, gas, etc.

Los comentarios están cerrados